Tabasqueños estarían involucrados en el asesinato de un policía.

Un agente de la Policía Investigadora (PEA) de la unidad antisecuestros murió a manos de un tabasqueño en un hecho polémico ocurrido en el acceso al Complejo de Seguridad Pública de Yucatán, en Periférico.

De acuerdo con datos recabados extraoficialmente, el hecho habría derivado de un engaño ocurrido poco antes de las 7 de la mañana.

Todo empezó a las 4 de la mañana, cuando una familia integrada por un presunto taxista, su esposa e hijos (de 14 y 17 años) llegaron a Yucatán, provenientes de Quintana Roo.

Según la historia narrada por el sujeto, venían “perseguidos por la delincuencia organizada” del vecino polo turístico debido a que se negó a pagar su “cuota”.