SANGRA LAURA LA NÓMINA MUNICIPAL

Laura Beristain Navarrete, presidente municipal morenista, no solamente mantiene al Municipio al borde del caos con tanta inseguridad, extorsiones, ejecuciones y negocios al amparo del poder, sino que ha convertido el Ayuntamiento de Solidaridad (Playa del Carmen) en un rancho donde florece el nepotismo, sin importarle que dé al traste con todo lo que promueve el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien diariamente convoca a no ser más de lo mismo, sino a impulsar la Cuarta Transformación.

Su hermano, Juan Carlos Beristain Navarrete, se escuda en que tiene puesto honorario en el DIF Municipal, pero de común acuerdo le permitieron poner en un cargo donde se manejan bastantes recursos, como lo es Desarrollo Social, a una persona manipulable y de su absoluta confianza; para ello, eligió a Deyanira Martínez Estrada, quien fue su asistente cuando fue síndico en la administración de Cristina Torres, y regidor en los tiempos de Filiberto Martínez Méndez. Y no solamente eso, para cerrar los pactos pusieron a la hija Neri Deyanira Martínez Martínez, de 20 años, como primera regidora.

Otro de los consentidos es el cuñado de Laura, Elio Lara Morales, quien es el compañero sentimental de su hermana Luz María “La Güera” Beristain, a quien colocó como segundo regidor.

Desde su designación había problemas, porque no cuenta con la residencia como establecen los ordenamientos legales, porque lo habían traído de Michoacán, pero bastó su cercanía familiar para que le dieran todo el poder en la Comisión de Desarrollo Urbano, donde se sirven con la cuchara grande al entregar centenares de permisos para anuncios espectaculares a la empresa Big Ideas, con la que han hecho grandes negocios.