Rinden tributo a Martin Luther King

Nueva York reivindicó ayer la “fuerza moral” con la que el reverendo Martin Luther King se erigió en el líder de los derechos civiles en Estados Unidos en un animado evento musical, plagado de mensajes políticos, que terminó con el icónico canto del movimiento, “We Shall Overcome” (Lo superaremos).

El edificio de la Ópera de la Brooklyn Academy of Music (BAM), la institución musical en funcionamiento más antigua del país, ejerció de refugio para decenas de personas ayer lunes, día festivo en Estados Unidos, no solo por las gélidas temperaturas del exterior sino por las llamadas que se escucharon en su interior a “no esperar y seguir luchando”, como exhortaba Luther King.

El senador demócrata Chuck Schumer fue uno de los dirigentes que intervino en el acto para celebrar “el legado del doctor Martin Luther King, la mayor fuerza moral que conoce Estados Unidos, y uno de sus grandes intelectuales y líderes espirituales”, según lo definió entre el jolgorio de una sala llena y diversa, tanto en raza como en edad.