Niñas pretendían realizar rito satánico

 

En una escuela secundaria de la ciudad de Bartow, Florida, Estados Unidos, la policía local detuvo a dos niñas de 11 y 12 años, las cuales pretendían llevar a cabo una masacre en su escuela para luego suicidarse y pasar la eternidad con Satanás.

Las menores portaban varias armas blancas con las cuales tenían pensado matar aproximadamente a 20 de sus compañeros de clase, para posteriormente beber su sangre, comer su carne y finalmente suicidarse.

Según el plan, las jóvenes pretendían esperar a los alumnos en los baños del colegio. De acuerdo con el parte policial,  tenían previsto “acuchillarles la garganta, mutilar sus cuerpos, comerse la carne y disfrutar de la sangre”. 

En total querían acabar con la vida de entre 15 y 25 personas. El objetivo principal de las niñas era asegurarse de que sus víctimas eran “los peores pecadores”, lo cual les permitiría “pasar la eternidad en el infierno con Satanás”.