Luis Niño de Rivera asume la presidencia de la ABM

Luis Niño de Rivera asumió la presidencia de la Asociación de Bancos de México (ABM) y se comprometió a llevar servicios financieros a todos los municipios del país.

Niño de Rivera recibió el bastón de mando de parte del presidente saliente, Marcos Martínez Gavica, durante la ceremonia de clausura de la 82 reunión anual de banqueros mexicanos celebrada en Acapulco.

“No hay más alto honor en la vida profesional que recibir el voto de confianza de las instituciones del gremio del que uno pertenece”, aseguró.

Niño de Rivera definió la banca mexicana como una “industria robusta” y se marcó como objetivo lograr que “nadie quede atrás en el desarrollo económico nacional”.

En ese sentido, se comprometió con el Gobierno federal a “llevar los servicios bancarios a todo el país” en un plazo máximo de seis años. Esto, pues una cuarta parte de los municipios no disponen actualmente de sucursales bancarias ni cajeros automáticos.