Freddie Mercury, de nuevo en la cima.

Protagonizada por Rami Malek en el papel del difunto vocalista de Queen, “Bohemian Rhapsody” superó los problemas de producción y las malas críticas para recaudar 50 millones de dólares en las taquillas del fin de semana en Estados Unidos y Canadá, y otros 72.5 millones a nivel internacional, según cálculos del estudio.

Eso superó las expectativas, que habían pronosticado entre 35 y 40 millones de dólares en su fin de semana de estreno.

Sin embargo, el público corrió a las salas para ver la elogiada actuación de Malek (“Mr. Robot”), y escuchar los rítmicos himnos de Queen como “We are the Champions”, “Another One Bites the Dust” y la operática canción que da nombre al filme, dirigido por Bryan Singer antes de ser reemplazado por Dexter Fletcher.

La película en ocasiones parecía un concierto, incluida la extensa recreación de la actuación de la banda en el concierto Live Aid de 1985.