En total abandono el Caidivy

El Centro de Atención Integral a la Discapacidad Visual en Yucatán (Caidivy), obra en la que se invirtieron al menos siete millones de pesos, se encuentra cerrado, abandonado y prácticamente vacío desde su presunta inauguración en el último mes de la administración de Rolando Zapata Bello, según una placa en la sala de recepción del lugar.

Tras un recorrido en el que se constató que todos los salones están prácticamente vacíos, en el DIF Yucatán se informó que “así lo entregó” el gobierno anterior y que el caso ya se reportó a la Contraloría, y que el gobierno de Mauricio Vila Dosal buscaría rescatar la obra para que entre en operación.

Como informamos, cuando comenzaron los trabajos en dicho centro para ciegos y débiles visuales, se presumió en 2017 que el edificio constaría de dos plantas. En la alta se instalarían la biblioteca, audioteca, áreas de sistema braille, estenografía, orientación y movilidad, pedagogía secundaria y preparatoria, ábaco y máquina Perkins, así como una sala de usos múltiples y baños.

En esa ocasión, la entonces directora del DIF Nacional, Laura Barrera Fortoul, resaltó que este centro sería de los primeros 10 en México y que el gobierno federal hizo una inversión superior a $7 millones; la Fundación Telmex aportó todo el equipamiento de los 10 espacios con un monto superior a $50 millones, y el gobierno del Estado se sumó al proyecto con el terreno y capital humano profesional.