Barack Obama y Donald Trump, enfrentados por crucial elección

Dejando de lado su habitual renuencia a hablar en público, el expresidente Barack Obama expresó ayer, en sus alegatos finales a favor de los candidatos demócratas, la necesidad de aplicar un fuerte control a las políticas del presidente Donald Trump en las elecciones de mitad de período, que se celebrarán mañana martes.

Obama y Trump presentaron sus visiones contrastantes en la pugna por el control del Congreso y las gobernaciones.

Obama viajó a Gary, Indiana, para apoyar al senador Joe Donnelly, quien enfrenta un fuerte desafío por parte del empresario Mike Braun. Más tarde regresó a Chicago para hacer campaña por el empresario J.B. Pritzker, candidato demócrata a gobernador de Illinois.

Después de abstenerse durante meses de enfrentar abiertamente a Trump, quien intenta desmantelar todo lo realizado por él, Obama ha saltado a la palestra en los últimos meses acusando al presidente, aunque sin nombrarlo, de mentir y “explotar el miedo” y advirtiendo a los demócratas que no se dejen distraer.