Banquete de comida rápida en la Casa Blanca

El presidente estadounidense, Donald Trump, recibió ayer en la Casa Blanca al equipo de fútbol americano Tigers de Clemson (Carolina del Sur, EE.UU.), reciente campeón del título nacional universitario, con unas 1,000 hamburguesas de las marcas de comida rápida Burger King, McDonald’s y Wendy’s.

Trump explicó que tuvo que pedir comida rápida por la falta de personal en la Casa Blanca debido al cierre parcial de la Administración estadounidense, que entró hoy en su cuarta semana.

En una nota, la oficina presidencial indicó que Trump “quería organizar un evento divertido para celebrar” el título de los Tigers de Clemson, por lo que decidió “pagar personalmente” la comida rápida.