18 años de cárcel por violar a su hijastra

En un procedimiento abreviado, Gerardo Osorio Estudillo fue sentenciado a 18 años de prisión por violar a la hija de su pareja sentimental, a la que él adoptó como si fuera suya, en varias ocasiones entre 2012 y 2014 en un predio en la colonia Emiliano Zapata Sur III, de Mérida. 

Este individuo estuvo prófugo de la justicia un largo periodo, pues los hechos fueron descubiertos en 2017 hasta que fue detenido en agosto de 2018 por agentes de la Policía Estatal de Investigación. 

Los ataques sexuales ocurrieron en repetidas ocasiones en el domicilio de la citada colonia, el primero de ellos en agosto de 2012 y otros en 2014, pero fue hasta el 2017 cuando la víctima contó que había sido violada. 

La audiencia realizada en el Centro de Justicia Oral de Mérida y que fue llevada por el juez primero de control, Kenny Burgos Salazar, estuvo plagada de interrupciones por parte del ahora sentenciado, a quien incluso le llamó la atención el agente de la Policía Procesal.