Las fotografías del presidente Enrique Peña Nieto, en las que aparecía con el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin y el empresario brasileño Marcelo Odebrecht, respectivamente, fueron eliminadas de la página de la Presidencia de la República, en fecha indeterminada.

En su edición 2128 que circula esta semana, el semanario Proceso da cuenta de un nuevo escándalo de corrupción: la presunta entrega de propinas por 10 millones de dólares que directivos de la trasnacional brasileña Odebrecht habrían otorgado a Lozoya –quien lo niega–, de acuerdo con el reportaje publicado por Ignacio Rodríguez Reyna y Alejandra Xanic, integrantes de Quinto Elemento Lab.

Como se recordará, Lozoya Austin fue director de Pemex desde los primeros días de diciembre de 2012 hasta el 8 de febrero de 2016, cuando dimitió en medio de otro escándalo de corrupción relacionado con la constructora española OHL, empresa ampliamente favorecida por Peña Nieto como gobernador del Estado de México.

La época de bonanza mexiquense para la trasnacional española se registró mientras Lozoya formaba parte de su consejo de administración, mientras Mario Beauregard se desempeñaba como director de finanzas, un cargo que terminaría ocupando en Pemex, durante el período de Lozoya al frente de la petrolera.

Como en el caso OHL, cuya corrupción ha sido revelada por la justicia española, el caso Odebrecht es investigado por la justicia brasileña y constituye la más grande trama corrupta del hemisferio, por la que políticos y empresarios han ido a la cárcel, entre ellos Marcelo Odebrecht.

El 1 de octubre de 2013, la Presidencia de la República emitió un comunicado para informar del encuentro entre Marcelo Odebrecht y Peña Nieto, quien lo recibió en la residencia oficial de Los Pinos. El comunicado daba cuenta de la intención de la trasnacional brasileña de invertir 8 mil 100 millones de dólares en México, señaladamente en el sector energético.

A mediados de 2015, Marcelo Odebrecht fue detenido y un año después sentenciado a 19 años de prisión.

Ambos, Lozoya y Odebrecht, fueron eliminados de las galerías fotográficas en las que es posible encontrar actividades desde el 1 de diciembre de 2012, inclusive de la toma de posesión o la firma del Pacto por México.

La página presidencial sí mantiene los comunicados de prensa relativos a actividades de Pemex y el encuentro con Odebrecht, acompañados de una fotografía, aunque de baja resolución, con Peña Nieto, Lozoya u Odebrecht distantes, es decir, no como las series fotográficas que se publicaron originalmente en las galerías.

La semana pasada otro escándalo impactó la imagen presidencial, luego de que el cantante grupero Julión Álvarez fuera expuesto como parte de una red de lavado de dinero del narco, por una investigación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Álvarez paseó con Peña Nieto en el Cañón del Sumidero, apenas el pasado lunes 7, pero horas después, al difundirse la indagatoria estadunidense, la Presidencia borró de la red social Instagram la fotografía del cantante y el mandatario.

 Redacción: Proceso